El patrimonio protegido para personas con discapacidad

El patrimonio protegido es un instrumento creado por la Ley 41/2003 de protección patrimonial de las personas con discapacidad, modificada por la Ley 1/2009, cuya finalidad es la de crear una masa de bienes vinculados a la satisfacción de las necesidades de una persona discapacitada, sea física (≥65%) o psíquica (≥33%). Su utilización es escasa a pesar de que presenta importantes ventajas.

Este patrimonio se constituye a iniciativa del propio discapacitado, o de sus padres o tutor. Una vez constituido cualquiera puede realizar aportaciones, aunque sólo tienen beneficios fiscales las que se realicen por el tutor, el cónyuge o familiares hasta el tercer grado (padres, hijos, abuelos, nietos, hermanos, sobrinos y tíos)

En pocas palabras, es un patrimonio que se constituye en escritura pública otorgada ante notario, en el que en el momento de su constitución se aportan determinados bienes y se concreta la forma en la que va a ser administrado, y posteriormente, año tras año, se pueden ir realizando nuevas aportaciones, también en escritura pública.

¿Por qué puede resultar interesante?

Principalmente, por los beneficios fiscales que tiene, que son los siguientes:

a) Para el aportante: las aportaciones que realice reducirán la base imponible del IRPF, con el límite de 10.000 €/año por aportante, y con el límite conjunto de 24.250 €. Por lo tanto, el aportante verá reducida su tributación en el importe de multiplicar la aportación  realizada por el tipo marginal al que tribute.

b)     Para el discapacitado beneficiario. Tienen el carácter de rendimiento del trabajo en su IRPF, con una exención de 3 veces el IPREM (fijado en 2011 en 7455,14€, daría una exención de 22.365,42 €/año).

Las aportaciones pueden ser dinerarias o no dinerarias, y en este último caso se valorarán según los criterios establecidos por las normas fiscales.

Una vez superados los límites de 10.000 €/año por aportante y 24.250 €/año en total, las aportaciones pierden todos los beneficios fiscales y tributan como donación.

Por otra parte, los beneficios fiscales se encuentran condicionados a que no se disponga de los cuatro ejercicios fiscales siguientes a aquél en que se hizo la aportación.

Veámoslo con un ejemplo: Pepe acude al notario en el año 2011 y otorga escritura de aportación de 10.000 € al patrimonio protegido de su hermano discapacitado.(Pepe tiene tributa en IRPF por una base liquidable de entre 33.000 y 53.000 euros).

Pepe dejará de tributar en torno al 37% de la aportación (dependiendo de la Comunidad Autónoma), esto es 3.700€.

Su hermano no tributará nada por la aportación, pero no podrá disponer de los 10.000 € hasta el año 2016.

Actualización: Consulta fiscal vinculante de la DGT

Esta entrada fue publicada en impuestos, notaría, protección del discapacitado y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El patrimonio protegido para personas con discapacidad

  1. armando dijo:

    En relación a las aportaciones a sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad, las aportaciones al sistema no generan renta a favor del beneficiario, por lo que no están sujetas al IRPF, ni han de declararse. El beneficiario tendrá que declarar las prestaciones en el momento de su percepción como rendimiento del trabajo, sin perjuicio de que esté la exención prevista (3 x IPREM).

    La segunda pregunta, queda contestada con ésta. Las aportaciones no afectarán a las deducciones de los padres, es más, las aportaciones se reducen de la base imponible de los aportantes.

    En cualquier caso, le sugiero que para consultas fiscales utilice el procedimiento de consultas tributarias de la AEAT, que le contestarán con mejor criterio y más seguridad que yo:

    Artículo 88. Consultas tributarias escritas.

    1. Los obligados podrán formular a la Administración tributaria consultas respecto al régimen, la clasificación o la calificación tributaria que en cada caso les corresponda.

    2. Las consultas tributarias escritas se formularán antes de la finalización del plazo establecido para el ejercicio de los derechos, la presentación de declaraciones o autoliquidaciones o el cumplimiento de otras obligaciones tributarias.

    La consulta se formulará mediante escrito dirigido al órgano competente para su contestación, con el contenido que se establezca reglamentariamente.

    3. Asimismo, podrán formular consultas tributarias los colegios profesionales, cámaras oficiales, organizaciones patronales, sindicatos, asociaciones de consumidores, asociaciones o fundaciones que representen intereses de personas con discapacidad, asociaciones empresariales y organizaciones profesionales, así como a las federaciones que agrupen a los organismos o entidades antes mencionados, cuando se refieran a cuestiones que afecten a la generalidad de sus miembros o asociados.

    4. La Administración tributaria archivará, con notificación al interesado, las consultas que no reúnan los requisitos establecidos en virtud del apartado 2 de este artículo y no sean subsanadas a requerimiento de la Administración.

    5. La competencia para contestar las consultas corresponderá a los órganos de la Administración tributaria que tengan atribuida la iniciativa para la elaboración de disposiciones en el orden tributario, su propuesta o interpretación.

    6. La Administración tributaria competente deberá contestar por escrito las consultas que reúnan los requisitos establecidos en virtud del apartado 2 de este artículo en el plazo de seis meses desde su presentación.

    La falta de contestación en dicho plazo no implicará la aceptación de los criterios expresados en el escrito de la consulta.

    7. El procedimiento de tramitación y contestación de las consultas se desarrollará reglamentariamente.

    8. La competencia, el procedimiento y los efectos de las contestaciones a las consultas relativas a la aplicación de la normativa aduanera comunitaria se regulará por lo dispuesto en el Código Aduanero Comunitario.

    Artículo 89. Efectos de las contestaciones a consultas tributarias escritas.

    1. La contestación a las consultas tributarias escritas tendrá efectos vinculantes, en los términos previstos en este artículo, para los órganos y entidades de la Administración tributaria encargados de la aplicación de los tributos en su relación con el consultante.

    En tanto no se modifique la legislación o la jurisprudencia aplicable al caso, se aplicarán al consultante los criterios expresados en la contestación, siempre y cuando la consulta se hubiese formulado en el plazo al que se refiere el apartado 2 del artículo anterior y no se hubieran alterado las circunstancias, antecedentes y demás datos recogidos en el escrito de consulta.

    Los órganos de la Administración tributaria encargados de la aplicación de los tributos deberán aplicar los criterios contenidos en las consultas tributarias escritas a cualquier obligado, siempre que exista identidad entre los hechos y circunstancias de dicho obligado y los que se incluyan en la contestación a la consulta.

    2. No tendrán efectos vinculantes para la Administración tributaria las contestaciones a las consultas formuladas en el plazo al que se refiere el apartado 2 del artículo anterior que planteen cuestiones relacionadas con el objeto o tramitación de un procedimiento, recurso o reclamación iniciado con anterioridad.

    3. La presentación y contestación de las consultas no interrumpirá los plazos establecidos en las normas tributarias para el cumplimiento de las obligaciones tributarias.

    4. La contestación a las consultas tributarias escritas tendrá carácter informativo y el obligado tributario no podrá entablar recurso alguno contra dicha contestación. Podrá hacerlo contra el acto o actos administrativos que se dicten posteriormente en aplicación de los criterios manifestados en la contestación.

  2. Nieves dijo:

    En las aportaciones a sistemas prev.social a favor personas discapacitadas (66%), los padres y el tutor se desgravarían por las aport. pongamos ejemplo de un total 20.000 euros al año. 1ª pregunta ¿Tiene el discapacitado que hacer decl. IRPF? – 2º Si está obligado a declarar el beneficiario, ¿ sus padres lo pueden seguir deduciendo como hijo perteneciente a la unidad familiar?

  3. claudia rodriguez salmeron dijo:

    Cuestiones sobre la injusticia de esta ley:
    Por ejemplo no puede constituir un patrimonio protegido una persona con una discapacidad psiquica del 30 % y fisica del 60 % (total 90% de discapacidad), porque no llega a los limites establecidos en la ley.
    Pues eso una ley ambigua para favorecer a unos pocos.
    Saludos.
    Mi caso es ue tengo entre fisica y psiquica un 65% y no me puedo acoger a esta ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>